ESTÁNDARES ÉTICOS

Trashumante está comprometida con los más elevados estándares éticos relacionados con el proceso de publicación académica. La prevención de las malas prácticas es una de las responsabilidades más importantes de la Dirección y del Comité Editorial. Ningún comportamiento antiético es aceptable. Por lo tanto, es necesario que exista un consenso sobre los estándares de comportamiento ético entre todas las partes involucradas en el proceso de publicación de la revista: autores, editores y dictaminadores. Al enviar un artículo o reseña, se entiende que el autor o revisores aceptan las siguientes políticas, las cuales están basadas en los Códigos de Conducta emitidos por el COPE.

 

OBLIGACIONES DE LOS AUTORES

Originalidad y plagio

Los autores que presentan un manuscrito a la revista se comprometen a que su contenido sea totalmente original y a dar el debido reconocimiento a la obra de otros. Los autores deben señalar todas las fuentes y citar todas las publicaciones que el haya usado para construir su texto.

Autoría del manuscrito

La autoría del manuscrito debe limitarse a aquellos que hayan hecho una contribución significativa a la elaboración del mismo. Todos los autores deben haber visto y aprobado la versión presentada a evaluación de la revista.

Reconocimiento de las fuentes

Todos los datos subyacentes deben estar debidamente citados en el texto de acuerdo con lo estipulado en las Normas para envío de documentos.

Cada documento debe contener los detalles y referencias suficientes para permitirle al lector rastrear las fuentes de la obra. Las afirmaciones fraudulentas o deliberadamente incorrectas constituyen un comportamiento antiético y son inaceptables.

Publicación múltiple, redundante o concurrente

El autor garantiza que su artículo no ha sido publicado en ningún idioma, total o parcialmente, y que tampoco está en proceso de dictaminación para ser publicado en otra parte.

Los autores no deben publicar manuscritos que describan esencialmente la misma investigación en más de una revista o publicación primaria. Presentar el mismo manuscrito a dos revistas constituye comportamiento antiético y es inaceptable.

El manuscrito no debe de ser públicamente visible tampoco en ninguna fuente antes de la finalización del proceso de dictaminación. En caso de que el manuscrito sea aceptado para su publicación, no debe ser difundido por ningún medio hasta que Trashumante lo publique. Cualquier otra disponibilidad del manuscrito en cuestión debe redirigirse o referirse a la publicación en la revista. El artículo debe ser manejado por el autor siempre citando a Trashumante como fuente primaria de publicación.

Permiso para uso de materiales gráficos

Los autores deben tener los permisos o consentimientos escritos correspondientes para la publicación de cualquier material gráfico incluido en su artículo y deben enviar esta documentación a los editores.

Errores graves en los trabajos publicados

Cuando un autor descubre una imprecisión o error significativo en su artículo, después de la publicación de éste, es su obligación notificarlo a los editores de la revista.

OBLIGACIONES DE LOS EDITORES

Detección de plagio

Para la detección oportuna del plagio, Trashumante se fía del conocimiento de los evaluadores expertos a los que se les pide reportar cualquier sospecha de plagio (detección/identificación), las cuales, de darse, exigirán de los miembros del equipo editorial revisar la sección o secciones del texto bajo sospecha y, en primera instancia, hacer una comparación con los textos señalados como originales y, de ser necesario, recurrir a herramientas informáticas para hacerlo. En caso de identificar un plagio, Trashumante lo comunicará al autor con las debidas referencias, tratará de notificar a los dueños de los derechos originales y retirará el texto del proceso editorial vetando al autor de la posibilidad de publicar en Trashumante en el futuro.

Decisiones de publicación

Los editores de la revista son los responsables de decidir cuáles de los artículos recibidos deben ser publicados.

Para esta decisión, deben guiarse por las políticas del Comité Editorial y cumplir en todo momento las normas legales relativas a la difamación, violación a la propiedad intelectual y plagio. Los editores pueden consultar con otros editores o revisores para tomar sus decisiones.

Con base en los dictámenes de los revisores, los editores pueden aceptar, rechazar o requerir modificaciones a un manuscrito.

Revisión de los manuscritos

Cada manuscrito debe pasar por una primera revisión por parte de los editores para cerciorarse de su originalidad y de su pertinencia académica de acuerdo con la Política Editorial. Después de pasar por este filtro, el manuscrito se envía a dos o tres dictaminadores para una revisión de pares anónimos (ver Política Editorial), cada uno de los cuales recomienda aceptar, rechazar o modificar el manuscrito.

Imparcialidad

Los editores evalúan los manuscritos de acuerdo con su calidad intelectual o académica, sin tomar en cuenta la nacionalidad, raza, género, preferencia sexual, o postura política de los autores, ni ningún interés personal.

Confidencialidad

Ni los editores ni el personal editorial pueden revelar ninguna información sobre los manuscritos recibidos salvo al autor, los dictaminadores y otros consejeros editoriales.

El contenido de los manuscritos no publicados no puede ser usado en la investigación de los editores sin el consentimiento expreso del autor.

 

OBLIGACIONES DE LOS DICTAMINADORES

Contribución a las decisiones editoriales

La revisión de pares anónimos ayuda a los editores a tomar decisiones respecto a la pertinencia de publicar los manuscritos recibidos (ver Política Editorial). Cada dictaminador emitirá recomendaciones para aceptar, rechazar o modificar el manuscrito. También puede ayudar al autor a mejorar su texto.

Confidencialidad

Los manuscritos y la información sobre ellos que reciban los dictaminadores deben ser tratados como confidenciales. El contenido no debe ser mostrado ni discutido con otros, salvo cuando lo autoricen los editores.

Estándares de objetividad

Los dictaminadores deben conducirse con objetividad. Las críticas personales al autor son inapropiadas. Los dictaminadores deben expresar sus opiniones con claridad y fundamentarlas con argumentos.

Reconocimiento de fuentes

Los dictaminadores deben identificar trabajos publicados relevantes que no hayan sido citados por los autores.

Deben asegurarse que el autor haya reconocido debidamente todas las fuentes usadas en su artículo. Cualquier similitud o yuxtaposición entre los manuscritos en consideración y cualquier trabajo publicado del que el dictaminador tenga conocimiento debe ser señalada a los editores.

Declaración de conflicto de intereses

La información privilegiada o las ideas obtenidas mediante el proceso de revisión de pares deben ser confidenciales y no ser usadas para beneficio personal. Los dictaminadores no deben revisar artículos en los que tengan conflictos de interés derivados de relaciones colaborativas o de cualquier otra índole con los autores o instituciones asociadas con los artículos.

Tiempo de respuesta

Si un dictaminador seleccionado se considera incapaz de revisar el manuscrito en el tiempo señalado, debe notificar a los editores y excusarse del proceso de revisión, de modo que el manuscrito pueda ser enviado a otro dictaminador.